Ocurrió un hecho grave: Argentina publicó en su inventario de glaciares muchos de los hielos pertenecientes a Chile.

Para poner la noticia en contexto, es importante saber que en la zona fronteriza entre ambos países, hay más de 16 mil gigantes de hielo, que si los juntáramos todos, superarían una superficie de 8.442 km2, 41 veces más grande que Buenos Aires.

Bien, de todos estos cuerpos congelados, cuáles son de Argentina y cuáles de Chile, estaba bastante claro, pero con el nuevo inventario publicado por el país trasandino cambia el panorama y pone a Chile en una posición desventajosa.

Aquí los problemas son tres: en primer lugar se afecta la soberanía chilena sobre el territorio fronterizo; como segundo punto se distorsionan los acuerdo de límites de 1998 entre ambos países; y por último se cambia un mapa de estudio clave para los investigadores.

Desde la cancillería chilena nos indicaron que ya se envió una notificación oficial a Argentina pidiendo una rectificación y explicación por este caso y se espera una pronta respuesta sobre el tema.

“Usaremos todas las medidas diplomáticas que estén a nuestro alcance, pero seremos respetuosos ante la respuesta oficial del gobierno de nuestros vecinos”.

Por su parte, el mandatario chileno, Sebastián Piñera, le restó preocupación al asunto y aseguró que esto no le quita ningún tipo de soberanía a nuestro país.

“Chile y Argentina utilizan escalas distintas en la confección de sus mapas. Argentina tiene una escala y Chile tiene otra escala. El problema radica ahí. Mientras más precisa la escala, más claros son los límites, pero esto no significa que hayamos cedido algún glaciar. Deben estar tranquilos con este punto”.